El Señor de Pasión vestirá la túnica de hojas de acanto


El Señor de Pasión vestirá la túnica de hojas de acanto, que no se ve en la calle desde el primer tercio del siglo XX, en el Via Crucis Magno que se celebrará el próximo 17 de febrero con motivo del Año de la Fe, en el que ocupará la octava estación, que según el ejercicio piadoso diseñado por el beato Juan Pablo II, corresponde a la iconografía de Jesús ayudado por el Cirineo. Una cuestión rotundamente descartada por la Hermandad, que de ninguna forma ha barajado la posibilidad de incluir extraordinariamente la figura secundaria que tallara Sebastián Santos, que fue eliminada del paso en los años setenta.

El Cabildo de Oficiales de la Archicofradía también decidió que la imagen llevara corona de espinas y potencias y que irá sobre unmonte de exorno vegetal, que compaginará perfectamente con la túnica, bordada por Patrocinio López, que el Señor estrenó en 1869, poco después del traslado de la Hermandad al templo.
En esta salida para el Via Crucis, los hermanos acompañarán al Señorsólo con cirios y las únicas insignias que se portarán serán la Cruz de Guía y el estandarte.
A falta de conocer los horarios, de su salida del Salvador a su ubicación para el Via Crucis, el Señor tardará una hora y cuarenta minutosde su templo a la Plaza del Triunfo, tras recorrer Álvarez Quintero, Chapineros, Francos, Placentines, Argote de Molina, Alemanes y Plaza Virgen de los Reyes. Para su itinerario de vuelta se calcula que recorrerá en una hora el trayecto de Puerta de San Miguel, Avenida, Banco de España, Plaza de San Francisco —o Nueva en el caso de haber expositores en la primera—, Sierpes, Sagasta y su templo.

Comentarios